jueves, 16 de septiembre de 2010

Audiencia de la vida...

Arqueando el papel de un poema igual que hoy, igual que ayer,
días tras días se ve pasar, agujas de un reloj siguen inmóviles,
ya no van al ritmo de la ilusión.
Fiel permanece en el sitio,
aquel donde cree que ha de ir alguien
o donde se presume que ha de ocurrir algo,
tal vez sus agujas ...vuelvan a marcar.
Pero está fantasía sigue el afecto contrario a lo que se sabe,
se cree o se piensa, perfecta utopía.
Holgado de pensamientos, y lejos como nubes, 
aun así manifiesta querer bailar entre su sombras chinescas,
aunque duela entra en su realidad, 
aparecen pensamientos y vuelve el delito de ser ilusa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada